MIR@D@ DIGIT@L

Reflexions sobre la Societat del Coneixement -la nostra, sembla ser-, articles publicats, paisatges, identitats, viatges virtuals i/o presencials...

Nom:

Periodista barceloní especialitzat en la gestió d'informació i comunicació. Professor-consultor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

2005/06/11

Feria de picapedreros en el Bages

Publicado en El Periódico de Catalunya el 11-06-2005

Situadas en la confluencia de los ríos Llobregat y Cardener, las canteras de Sant Vicenç de Castellet (autopista E-09/C-16, entre Terrassa y Manresa) han producido a lo largo de doscientos años los bloques de piedra de monumentos tan emblemáticos como las fuentes de Montjuïc o los edificios de la Exposición Universal de 1929 en Barcelona. Para homenajear la tradición explotadora de su piedra arenisca característica, la localidad celebra este fin de semana la Fira de la Pedra, un certamen que saca a las calles demostraciones de antiguos oficios relacionados con la extracción y la talla de un mineral con nombre propio: la piedra de Sant Vicenç.

Además de descubrir las artes de los viejos picapedreros, la feria proporciona una magnífica oportunidad de visitar el Castellet, un sugerente conjunto medieval que permite recorrer los restos del castillo, con su torre cuadrada del siglo XIII, y la ermita de Sant Maria, del siglo XII, ambos en un promontorio con excepcionales panorámicas sobre la plana del Bages y el macizo de Montserrat. Conviene no perderse la iglesia románica de Sant Pere de Vallhonesta, del siglo XII, el yacimiento ibérico de Boades y la torre del Breny, un monumento funerario romano que ha dado origen a numerosas leyendas locales, por lo que es conocida como la “Torre dels Dimonis”. En Internet: www.santvi.net. ENRIC PAYÀ

Dulce enlosado
Fiel a la pétrea tradición de Sant Vicenç de Castellet, su dulce local reproduce piedras y losas en una deliciosa combinación de azúcar, huevo, harina, manteca y almendra. A la venta en las principales pastelerías de la localidad, las “losas” son triangulares y llevan cacao, mientras que las “piedras” son rectangulares y están impregnadas de licor.